Receta de jalea de mango

Receta de jalea de mango

La jalea de mango es quizá la más irresistibles de todas las jaleas y puedes comerla sola, como postre, o untarla en galletas de mantequilla con canela y hasta en un par de tostadas francesas.

Atrévete a disfrutar del sabor único del mango preparando esta receta que es tan fácil como exquisita. ¿Estás listo? Entonces es hora de hacer lo que más nos gusta: ¡cocinar juntos!

Ingredientes:

  • 2 kg de mango verde
  • 1.5 kg de azúcar
  • 1 litro de agua
  • Vainilla (opcional)

Preparación de la jalea de mango

  1. Para preparar una jalea de mango lo recomendable es utilizar mango verde, pues tiene el sabor y la estructura ideal para la jalea. El mejor tipo de mango que puedes comprar para hacer jalea es el que se conoce como mango de hilacha, ya que la pulpa es mucho más fácil de remover.
  2. Lava los mangos verdes, quítales la concha y córtalos en trozos. Coloca los mangos en una olla grande, agrega el litro de agua y deja cocinar durante 30 minutos o hasta que la pulpa del mango esté suficientemente blanda.
  3. Retira los mangos y deja que enfríen un poco. Luego, en un recipiente, comienza a frotar la pulpa de cada uno de los mangos contra un rallador de queso preferiblemente grande. Cuando pasas el mango por los huecos del rallador la pulpa se desprenderá fácilmente.
  4. Coloca la pulpa en una olla y añade el azúcar. Si lo deseas, agrega una cucharadita de vainilla.
  5. Cocina la pulpa a fuego lento y remueve constantemente la preparación con una paleta de madera. Pasados 20 minutos deberás comenzar a notar que la jalea de mango se separa perfectamente de las paredes de la olla y puedes ver el fondo de la misma, eso quiere decir que la preparación está lista y es momento de apagar el fuego.
  6. Aparta la olla del calor y comienza a agregar la jalea de mango en moldes o en una bandeja de vidrio para hornear previamente humedecida.
  7. Para evitar la formación de burbujas de aire, dale unos golpecitos al molde o bandeja contra una superficie dura como una mesa para que la jalea se distribuya correctamente.
  8. Deja enfriar la jalea de mango a temperatura ambiente y luego guarda en la nevera. Al momento de disfrutar tu jalea te recomendamos que la acompañes con un poco de queso Gouda, la mezcla de sabores en tu paladar será simplemente maravillosa. ¿Qué esperas para probarla?

¿Te ha gustado esta receta?