Receta de berenjenas rebozadas con harina de garbanzos

Receta de berenjenas rebozadas con harina de garbanzos

¿Has probado alguna vez las berenjenas rebozadas con harina de garbanzos? Se trata de otra forma más de preparar unas crujientes berenjenas rebozadas y fritas, dándoles un toque tradicional. La harina de garbanzos es un ingrediente de toda la vida, que ha estado muy presente siempre en nuestra gastronomía.

Además las berenjenas rebozadas son un acompañamiento ideal para cualquier tipo de plato. ¿Qué tal si pruebas a combinarlas con una jugoso plato de carne guisada con tomate o unas exquisitas sardinas caseras con tomate ¡Ambos platos están realmente deliciosos y combinan perfectamente con las berenjenas rebozadas con harina de garbanzos!

¿Te atreves con esta receta que te presentamos hoy en Unareceta.com? ¡Pues vamos allá!

Ingredientes
  • 1 berenjena grande
  • 2 huevos
  • 200 grs. de harina de garbanzos
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Miel de caña o de flores al gusto (opcional)

Preparación de las berenjenas rebozadas con harina de garbanzos

  1. Para preparar estas deliciosas berenjenas rebozadas con harina de garbanzos lo primero que vamos a hacer es lavar bien la berenjena bajo el agua del grifo y la secamos bien.
  2. A continuación vamos a cortar la berenjena en rodajas. Debemos darle un grosor intermedio, de entre cinco y diez milímetros. Se trata de que se haga bien y quede jugosa, sin llegar a quemarse por fuera.
  3. Después iremos secando las rodajas de berenjena con papel de cocina absorbente para que suelten todo el agua. Las ponemos en un plato con algo de sal por encima.
  4. En un plato hondo batiremos los huevos y en otro vamos a poner la harina de garbanzos. Echamos aceite en una sartén y lo ponemos a calentar a fuego medio.
  5. Vamos rebozando las berenjenas de la siguiente manera: las pasamos de una en una por el huevo y luego por la harina de garbanzos y las echamos directamente en la sartén si el aceite está ya caliente.
  6. Las freímos a fuego medio por ambos lados con cuidado de que no se quemen. Cuando estén doradas y tiernas las sacamos. Las vamos a poner en una fuente o plato con papel absorbente. De esta forma no quedarán demasiado grasientas, que es de lo que se trata.
  7. Si te gusta la miel, puedes añadirle un poco por encima cuando las vayas a servir. Puedes utilizar tanto miel de caña como de flores. Esto es decisión tuya, según te guste más que tenga un sabor más amargo, en cuyo caso utilizarás miel de caña, o prefieras que queden dulces, para lo que debes escoger la miel de flores.
  8. ¡Y ya hemos terminado! Por fin puedes comenzar a tomar estas exquisitas berenjenas que hemos rebozado con harina de garbanzos. Debes tomarlas muy calentitas, ¡así estarán más crujientes! ¡Que aproveche!

¿Te ha gustado esta receta?