Galletas de almendra sin azúcar

Galletas de almendra sin azúcar

No te pierdas esta estupenda receta de galletas de almendra sin azúcar que te proponemos a continuación en Unareceta.com. Las tendrás listas en tan solo un rato y su dulce y suave sabor te conquistará.

Si te gusta mucho el dulce pero no puedes comer azúcar, puedes probar a preparar cualquiera de las muchas recetas de las que disponibles. Por ejemplo, puedes hacer un exquisita coca de San Juan sin azúcar, un delicioso pastel de zanahoria sin azúcar o un dulce de leche sin azúcar.

¿Te atreves a preparar hoy con nosotros estas galletas de almendra sin azúcar? Nosotros ya estamos listos, ¿y tú? ¡Pues empecemos!

Ingredientes necesarios:
  • 250 gr. de almendra cruda molida
  • 1 puñado de almendras crudas enteras (una por galleta)
  • 6 huevos/">huevos
  • 1 limón
  • 2 cucharaditas rasas de canela molida
  • Sal
  • Edulcorante (opcional)

Preparación de las galletas de almendra sin azúcar

  1. Lo primero que vamos a hacer para cocinar estas deliciosas galletas es separar las claras de las yemas. Cuando lo hayas hecho, monta las claras a punto de nieve y aparta las yemas, las usaremos después.
  2. Ralla el limón y, en cuanto lo tengas, añádelo a las claras montadas junto con la canela. Si quieres, también puedes añadir un poco de edulcorante.
  3. Mézclalo todo bien con ayuda de unas varillas, de forma suave y sin batir. A continuación, añade la almendra molida y sigue mezclando suavemente.
  4. Pon a precalentar el horno a 190ºC para que vaya cogiendo temperatura mientras terminamos de hacer la masa. Asimismo, pon en la bandeja del horno papel vegetal porque vamos a poner sobre él las galletas así que, vamos a darles forma.
  5. Coge un puñado de masa y haz con él una bola. A continuación, ponla sobre la bandeja y aplástala con la palma de la mano. Repite el proceso hasta que hayas terminado con toda la masa.
  6. Cuando tengas todas las galletas, coloca sobre sobre cada una de ellas una almendra y coge las yemas que hemos apartado antes. Lo que tiene que hacer es batirlas y con la mezcla que obtengas, pintar las galletas. Para ello, utiliza un pincel de silicona. De este modo sellaremos las almendras, y además nuestras galletas tendrán un color dorado muy apetecible.
  7. Mete ahora la bandeja en el horno durante unos veinte minutos y, cuando al fin estén bien doraditas, apaga el horno, saca las galletas y deja que se enfríen. ¡Verás lo ricas que te han quedado! ¡Muy buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta?