Receta de dulce de leche con leche condensada

Receta de dulce de leche con leche condensada

La receta de dulce de leche con leche condensada es la forma más fácil y rápida de preparar esta delicia en casa. Aunque la receta tradicional se elabora con leche entera y azúcar, optar por la leche condensada nos permite ahorrar tiempo y también varios pasos en la preparación, siempre con el mismo resultado delicioso.

Úsalo para preparar un rico bizcocho de chocolate relleno, cómelo solo o úntalo en tus crepes caseras. Verás lo fácil que es hacer un dulce de leche con leche condensada, ¿comenzamos?

Ingredientes

Preparación del dulce de leche con leche condensada

  1. La leche condensada se elabora con leche en polvo y azúcar, ingredientes que también se usan para preparar el dulce de leche casero tradicional, salvo porque se opta por la versión líquida en vez de en polvo. Al hacerlo con leche condensada nos saltamos varios pasos en la preparación y evitamos la tediosa tarea de remover la mezcla con frecuencia durante horas.
  2. Para hacer esta receta comienza por retirar la etiqueta de la lata de leche condensada en el caso de que la tenga, luego lava bien la lata.
  3. Después coloca la lata lateralmente dentro de una olla y llénala muy bien de agua asegurándote de que el líquido la cubre de sobras. Durante la preparación la lata siempre debe estar completamente cubierta de agua.
  4. Coloca la olla a fuego fuerte y tápala, mantén a alta intensidad hasta que comience a hervir, en ese momento deberás bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar durante aproximadamente 3 horas para obtener un dulce de leche de color caramelo intenso.
  5. Durante el proceso es muy importante que la lata siempre esté bien cubierta de agua, por eso si es necesario añade más durante la cocción. También es importante que el fuego no esté muy alto para que no se genere presión en la lata y ocurra un accidente.
  6. Transcurrido el tiempo de cocción apaga el fuego y, con mucho cuidado de no quemarte, retira la lata del agua con la ayuda de una espumadera o de dos tenedores. Mete la lata en un recipiente con agua a temperatura ambiente y déjala enfriar.
  7. ¡Atención! no abras la lata con tu dulce de leche con leche condensada mientras esté caliente, la presión podría hacer que salpicara el contenido quemándote. Solo cuando esté templada o fría podrás abrirla y disfrutar de su delicioso contenido. Más fácil de hacer, imposible.

¿Te ha gustado esta receta?