El té blanco para adelgazar

El té blanco se ha ido ganando mucha fama por los deportistas y las personas que quieren perder peso. Pero, ¿hasta qué punto ayuda esta bebida a adelgazar y eliminar gramos del organismo?


Té blanco para adelgazar

Para empezar, cuenta con un poder de acción muy grande en la zona digestiva. Al consumir alimentos, la mayor parte de la grasa es eliminada durante el proceso de digestión, para posteriormente ser expulsada durante la evacuación. Sin embargo, debido a la cantidad de comida basura que se consume actualmente ha hecho que la calidad de los alimentos empeoren, absorbiéndose cada vez más y más grasa, lo que favorece el engorde.

Lo que hace el té blanco es que durante el proceso de digestión la grasa no se absorba en tan fácilmente por el organismo, mejorando el proceso del paso de los alimentos por el sistema digestivo. Además, al ser diurético colabora con el proceso de expulsión de los líquidos.

No solo ayuda a reducir la absorción de grasa, ya que también favorece su reducción del organismo, reduciendo los triglicéridos y bajar el colesterol malo. Además, sus propiedades antioxidantes ayudan a proteger las células, algo también muy importante para el proceso de adelgazamiento.

Sin embargo no es un producto milagroso. No es que consumiendo solo este producto se vaya a perder peso rápidamente. Si lleva una vida sedentaria, tomar té blanco no le va a servir nada. Lo que debe hacer es:

  • Empezar a hacer ejercicio al menos una vez al día, aunque solo sea caminar media hora. Intente que sea más de ese tiempo, ya que el cuerpo comienza a eliminar calorías pasada la media hora.
  • Reducir el consumo de productos fritos y que sean altos en grasa. También intente no consumir demasiados productos que sean considerados “basura”, dígase hamburguesas del Burger King o Pans and Company, ya que todo eso será grasa que irá directamente a su barriga por la mala calidad de los alimentos.
  • Llevar una vida sin estrés. Del mismo modo que el estrés ayuda a adelgazar también ayuda a aumentar el peso, dígase por ejemplo la depresión.
  • Tomar tres tazas de té blanco al día, una después de cada comida. Esto ayudará mucho a que el proceso de absorción de las grasas por parte del cuerpo sea mucho más lenta.

En el caso de no gustarle mucho tomar el té blanco en bebida, actualmente se venden pastillas que únicamente contienen los elementos necesarios del té blanco para adelgazar y facilitar la retención de líquidos.