Receta de sopa de pan y cebolla

¡Qué cosa tan rica esta sopa de pan y cebolla! Parece mentira que con unos ingredientes tan simples como estos se pueda cocinar un plato tan rico. Y es que a menudo, las preparaciones tradicionales superan con creces otros platos más elaborados. ¿Quieres llevar a tu propia mesa esta sopa? En Unareceta.com te explicamos paso a paso lo que tienes que hacer, ¡es muy sencillo!

Y mientras que vas cocinando tu sopa, ¿qué te parece si dejas que se vaya haciendo unas costillas al horno a las finas hierbas? ¡Dejarás a toda la familia boquiabierta! ¡No le des más vueltas y ponte ya con esta sopa de pan y cebolla! 

Ingredientes

  • 1 o 2 trozos grandes de pan duro
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 huevos frescos
  • 1 tomate maduro pequeño
  • 50 gr. de jamón serrano en tacos
  • Romero
  • Tomillo
  • ½ litro de caldo de verduras
  • ½ litro de agua
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación de la sopa de pan y cebolla

  1. Pica los dientes de ajo en dos o tres trozos cada uno y la cebolla en juliana. Echa un fondo de aceite de oliva en una olla y sofríe la cebolla con el ajo a fuego lento durante dos minutos aproximadamente.
  2. Corta el pan en rebanadas e incorpóralo también a la olla. Sofríelo hasta que se tueste ligeramente.
  3. Mientras que se fríe el pan, corta el tomate encima de la olla en trozos pequeños para que el juego que vaya soltando caiga dentro. Incorpora los trozos de tomate y remuévelo todo bien. Machaca el tomate en el sofrito, para que dé consistencia.
  4. Vierte el caldo de verduras y el agua. Salpimenta a tu gusto, echa el pimentón dulce y un poco de romero y tomillo. Pasa los tacos de jamón a la olla, tápala y cocina durante veinte minutos a fuego lento.
  5. Pon por otra parte una olla con agua a hervir y déjalos que cuezan durante quince minutos.
  6. Si la sopa ya está lista, apaga el fuego y a medida que vayas haciendo cada huevo, apártalo y pásalo a un plato. Cuando estén todos listos, sirve cada uno en un plato con la sopa. ¡Ya está tu sopa de pan y cebolla! ¡Que aproveche!