Receta de crema de zanahoria fría

Hoy te traemos el paso a paso para que aprendas a preparar un entrante de lujo. Se trata de una rica crema de zanahoria fría, ideal para esos días de mucho calor o para cuando solo te apetece un plato deliciosos y ligero. Además, esta crema es tan fácil de preparar que te prometemos se convertirá en tu comida favorita para todos los días. ¡No sabes lo buena que está!

Si eres amante de la zanahoria, en nuestro recetario contamos con muchos platos que tienen a esta verdura como protagonista, como es el caso de estas ricas albóndigas en salsa de zanahoria o de la tradicional tarta de zanahoria que, debemos confesar, es una de nuestras favoritas.

Ponte el delantal, reúne los ingredientes y cocinemos juntos una deliciosa crema de zanahoria fría. ¡Empezamos!

 

Ingredientes

  • 1 kg de zanahorias
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de pollo o verduras
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • El zumo de 1/2 limón
  • Queso fresco para servir
  • Perejil para decorar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación de la crema de zanahoria fría

  1. Empieza preparando los ingredientes de tu crema de zanahoria fría pelando la cebolla y cortándola en trozos medianos. Corta los dientes de ajo en cuadros, pela las zanahorias y después córtalas en cuadritos.
  2. Agrega un chorro de aceite de oliva a un cazo, y cuando esté caliente incorpora la cebolla y el ajo y sofríe a fuego medio hasta que estén bien dorados.
  3. Cuando la cebolla y ajo hayan pochado añade la zanahoria, el laurel, el tomillo, la cúrcuma, el comino, el zumo de limón y sal y pimienta al gusto. Incorpora bien todos los ingredientes con una paleta de madera y deja cocer durante 5 minutos.
  4. Pasados los 5 minutos, cubre la preparación con el caldo de pollo o verduras, deja que hierva y luego cocina a fuego lento con el cazo tapado durante 20 minutos o hasta que la zanahoria ablande.
  5. Es importante que vigiles que la preparación no se quede sin caldo, de ser así, incorpora más caldo a la olla. Cuando las zanahorias estén blandas, retira el cazo del fuego y deja reposar 10 minutos.
  6. Rectifica la sal probando un poquito del caldo y luego añade todo el contenido del cazo a la licuadora. Procesa hasta obtener una crema homogénea y libre de grumos.
  7. Sirve tu crema de zanahoria fría acompañándola con unos cuadritos de queso fresco por encima y una ramita de perejil para decorar. ¡Buen provecho!