Receta de patatas bravas con alioli

Las patatas bravas con alioli son una tapa deliciosa que se puede encontrar en casi cualquier bar. Las innovaciones de la cocina moderna están dando lugar a recetas de patatas bravas tan atractivas y sabrosas como las patatas bravas con salsa de mejillón o los cilindros de patata brava, pero las bravas de toda la vida siguen siendo las más populares.

Esta tapa tan famosa puede ir acompaña de otras tan ricas como los calamares a la romana o lo boquerones rebozados y prepararla es muy sencillo. ¿Quieres saber dónde está el truco? En Unareceta.com vamos a decirte qué tienes que hacer para preparar las mejores patatas bravas con alioli. ¡Empezamos!

Ingredientes

Para el alioli:
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 500 ml. de aceite de oliva
  • Sal
Para las patatas
  • 500 gr. de patatas
  • 1 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de pimentón
  • Aceite
  • Sal

Preparación de las patatas bravas con alioli

  1. Vamos a empezar haciendo el alioli. Para ello, pela el diente de ajo y córtalo en cuatro trozos. Lo metes dentro de la batidora, junto con el huevo, un chorrito de aceite de oliva, dos cucharadas de vinagre y un poco de sal.
  2. A continuación, mete la batidora hasta el fondo del cuenco y comienza a batir, pero de forma muy lenta. Según veas que en el fondo la mezcla se va volviendo cremosa, ve subiendo la batidora, lentamente y sin aumentar la velocidad, para que quede por completo una crema suave blanquecina. Una vez lista, mete el alioli en la nevera para que repose.
  3. Vamos ahora a por las patatas. Primero, pon un buena cantidad de aceite en una sartén porque vamos a freír ahí las patatas y, mientras, lávalas, pélalas y córtalas a cuadrados.
  4. Cuando el aceite esté caliente, echa las patatas, un poco de sal y un diente de ajo entero, y déjalas a fuego bajo durante unos diez minutos. El truco está en que se hagan por dentro y no se quemen por fuera. Cuando veas que tienen un tono dorado y las puedas pinchar con facilidad, apaga el fuego.
  5. Sácalas de la sartén y ponlas en un plato con papel de cocina para que suelten todo el aceite. A continuación, retira el papel y ponles pimentón por encima.
  6. Para acabar, saca el alioli de la nevera y ponlo sobre las patatas. Si quieres, puedes echarles también un poco de ketchup. Eso depende de como te gusten. Tus bravas con alioli ya están listas. ¡Qué aproveche!