Receta de pastel de salmón y gambas

El pastel de salmón y gambas es una deliciosa elección si eres de los que les encanta el sabor del mar. Esta receta consiste en una fusión de pescado y crustáceos que hará que se os caiga la baba a ti y a tus invitados, la salsa rosa le dará un toque cremoso que hará que nadie se pueda resistir. Aprovecha este plato para servirlo en ocasiones especiales y demostrar tus habilidades culinarias, ¡nadie quedará indiferente!

Si no sabes cómo acompañar este plato, en Unareceta.com te recomendamos incluir esta buenísima ensalada de aguacate y palmito o esta fácil ensalada campera.

¡Prepara todos los ingredientes porque vamos a empezar ya mismo a cocinar nuestro rico pastel de salmón y gambas!

Ingredientes

  • 400gr de salmón fresco
  • 300gr de gambas peladas
  • 4 huevos
  • 2 tazas de leche
  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • Pan de molde
  • Salsa rosa
  • Sal

Preparación de pastel de salmón y gambas

  1. Para preparar este delicioso pastel de salmón y gambas debes comenzar precalentando el horno a 200ºC.
  2. Mientras se calienta el horno, prepara una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite. Cuando la sartén esté bien caliente, saltea el salmón por ambos lados hasta conseguir un color claro.
  3. Una vez cocinado, déjalo enfriar y trocéalo. Ponlo en un bol junto con la leche, los huevos, la sal y el eneldo.
  4. Desmiga 4 rebanadas de pan de molde y júntalo con todo. Mezcla con energía y déjalo a un lado.
  5. En la misma sartén donde has hecho el pescado, cocina las gambas durante 3 minutos cada lado. Una vez hechas, retíralas y reserva para usarlas después.
  6. Engrasa un recipiente apto para horno con ayuda de un papel de cocina, esto te ayudará a desmoldarlo más fácilmente cuando termines.
  7. Vuelca la mezcla de salmón en el recipiente, coloca una capa consistente de salsa rosa y pon las gambas encima. Si quieres una bonita presentación, trata de ponerlas en filas rectas.
  8. Una vez lo hayas rellenado es el turno del baño maría; prepara otro recipiente con dos dedos de agua e introduce el molde dentro. Ponlo todo en el horno durante 45 minutos. Vigila que el agua no rompa a hervir en ningún momento.
  9. Cuando haya transcurrido el tiempo, comprueba si el pastel está cocinado con la ayuda de un cuchillo; pincha el pastel y, si sale limpio, quiere decir que está bien cocinado. En caso contrario, hornea durante 5 minutos más y comprueba nuevamente. De esta manera encontrarás el punto perfecto del pastel.
  10. Una vez hayas horneado el pastel, déjalo enfriar durante media hora a temperatura ambiente. Ya frío, guárdalo en la nevera con papel film hasta la hora de servir. ¡Tu pastel de salmón y gambas ya está listo para ser devorado!