Receta de crema de zanahoria light

Si quieres tener una dieta más saludable, no puedes dejar de lado las zanahorias. Esta hortaliza no sólo previene el estreñimiento y el colesterol alto en la sangre gracias a su contenido de fibra, sino que también es excelente para combatir la anemia porque tiene mucho hierro. ¿Quieres un plato con ella como protagonista? Pues aquí tienes la crema de zanahoria light, ¡además cuidarás tu línea!

Combínala con un buen trozo de solomillo de ternera a la plancha y una calabaza rellena con verduras al horno y te darás un banquete bajo en calorías. ¿Te apuntas? Pues comencemos entonces a reunir todos los ingredientes para cocinar una crema de zanahoria light que te saldrá para chuparse los dedos. ¡A por ella!

Ingredientes

  • 500 gr. de zanahorias
  • 2 1/2 taza de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 puerros
  • 1/2 limón
  • 1/2 cebollino
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

Preparación de la crema de zanahoria light

  1. Antes de empezar a cocinar debes pelar las zanahorias con un pelapatatas, lavarlas y cortarlas en trozos pequeños. Luego lava bien los puerros, retira las partes que no vas a usar y corta en rodajas finas. Reserva.
  2. Pela la cebolla y el ajo y pícalo todo a tacos. Añade el aceite de oliva en una olla amplia y sofríe la cebolla, espolvorea un poco de sal y deja pochar a fuego lento.
  3. A los diez minutos aproximadamente, incorpora los ajos, las zanahorias y los puerros y rehoga durante otros cinco minutos.
  4. Cubre las verduras con el caldo de verduras y aumenta la temperatura para que hierva. Luego, bájala de nuevo a fuego medio bajo y cocina durante veinte minutos más o hasta que todo se ablande.
  5. Aparta la olla del fuego y pasa todo el contenido del recipiente por la batidora. Salpimienta y añade un poco más de caldo si la consistencia de la crema te parece muy espesa. Si quieres darle un sabor especial, añade al final el zumo de medio limón y mezcla de nuevo.
  6. ¡Tu crema de zanahoria light ya está lista! Lava el cebollino, córtalo bien pequeñito y decora con él cada plato. ¡A disfrutar!